Claves para elegir la mesa de comedor perfecta y no equivocarse

by Super User

No existen fórmulas mágicas para acertar a la hora de elegir la mesa del comedor, pero sí unas pautas que te ayudarán a dar con la perfecta para ti... y para tu comedor. Te ayudamos…

En cualquier lugar donde se necesita una mesa, es muy importante saber cuál va a ser su uso. De esta manera podremos determinar el tamaño, el diseño y el material de fabricación. Por ejemplo, si estamos buscando mesas para hostelería, tendremos muy en cuenta que sea una mesa resistente con un diseño bonito y cómodo. En el caso de los hogares además, tendrá que estar en consonancia con el resto de decoración del espacio.

 

 

 

Elegir la mesa de comedor: ¿Cuál necesito?

Cada uno de nosotros es un mundo aparte. Un individuo que, viva solo o acompañado, posee sus propias necesidades, gustos, hábitos, preferencias… Y de todas esas circunstancias dependerá la elección de un tipo u otro de mesa de comedor.

Puede que vivas solo, comas habitualmente en el trabajo y no te guste celebrar reuniones en casa. En ese caso, no necesitarás tener un comedor al uso, ni tampoco una mesa demasiado grande. Más bien te hace falta un mueble funcional y práctico, que te resulte cómodo y que te guste.

O puede que formes parte de una familia numerosa. Quizás te encanta cocinar para tus amigos. O celebrar muchas reuniones en casa con la familia. Entonces tendrás que buscar una mesa de comedor amplia, capaz de albergar a todos.

Madera, cristal, metal…

El material de la mesa de comedor es uno de los aspectos en los que más nos fijamos a la hora de comprarla. Queremos una mesa que esté acorde al resto del mobiliario del espacio, ya esté en un comedor independiente, en el salón o en la cocina.

Lo más habitual en la mayor parte de las casas de hoy es que el comedor ocupe un espacio del propio salón. Por eso conviene delimitarlo de alguna manera, ya sea poniendo alguna alfombra en el suelo o decorando la pared de forma diferente. También es una buen idea pintar las dos paredes de la zona del comedor con un tono distinto al del resto, siempre que esté en sintonía, claro.

Para acertar con el material has de pensar en el uso que vas a darle. Si es para utilizar a diario, conviene elegir la mesa de comedor de un material resistente y fácil de mantener. Por ejemplo, opta por maderas con tratamientos especiales que son duras y se limpian sin problemas. Si el uso es más esporádico, pueden elegir maderas nobles, más delicadas, o cristal. El problema de este último es que se raya con facilidad.

Si estamos buscando una mesa de comedor asequible, seguramente las que más se adapten a tu presupuesto sean las mesas de madera sencillas. Son mesas poco ornamentadas, sencillas, que podremos decorar después con otros accesorios.

En cambio, los hogares que buscan una mesa más exclusiva o tiene un mayor presupuesto, tienen en cuenta otros materiales. En el caso de las decoraciones más clásicas, pueden elegir una mesa de mármol (aunque dependiendo el tamaño no es habitual porque pueden llegar a ser muy robustas y pesadas), y en decoraciones modernas o eclécticas suele reinar el cristal, teniendo en cuenta que estas mesas no pueden ampliar el número de comensales.

Hay que tener en cuenta que en el caso de las mesas de cristal, su mantenimiento en el día a día es más sacrificado, sobre todo si hay niños en casa.

La forma y el tamaño

Cuando vayas a elegir la mesa de comedor tendrás que tener clara de qué forma y tamaño quieres comprarla. Estos dos aspectos dependen mucho del espacio que tienes disponible para ponerla. Y te diré que la mayoría de las veces en los pisos y casas actuales el espacio no abunda.

La forma más habitual para una mesa de comedor es la rectangular, ya que resulta cómoda y ofrece más espacio de uso. Para calcular la medida, has de pensar en el número de comensales que la usarán habitualmente, y calcular unos 40 cm de fondo y 60 cm de longitud por cada comensal. Es decir, que si necesitas una mesa para cuatro personas, esta ha de medir 80 X120 cm.

Las mesas redondas resultan más íntimas, ya que los comensales están más cerca unos de otro. Si te decides por una mesa redonda has de calcular el diámetro que necesitas, en función de las personas que la van a utilizar. Para cuatro personas, ha de tener 90 cm. de diámetro, y ve aumentando 15 o 20 cm por cada comensal que añadas. Así, para cinco personas debería tener 110 cm de diámetro.

Y si no tienes mucho espacio, puede que tengas que elegir la mesa de comedor cuadrada. En ese caso, hazte con un modelo extensible (algunas mesas pueden llegar a duplicar sus dimensiones cuando están totalmente desplegadas). Este tipo de muebles resultan muy versátiles. No ocupan espacio a diario, pero te ofrecen más espacio en la mesa cuando realmente lo necesitas.

Como verás, hay un sinfín de modelos para elegir la mesa de comedor, en función de la forma y el tamaño. Lo verdaderamente importante es valorar lo que necesitas para acertar plenamente.

Sin duda, estos puntos son los más importantes a la hora de elegir una mesa de comedor. Y sobre todo, hay que tener en cuenta que estamos hablando de uno de esos elementos de la decoración que no solo debe ser bonito, sino que debe ser útil.

Leave your comments

Comments

  • No comments found