Habitaciones Infantiles, claves para decorar su pequeño refugio

by Super User

La habitación del niño debe convertirse en ese lugar donde encuentra paz y tranquilidad, donde puede jugar pero también descansar. Debe ser su refugio. Por eso, los padres deben cerciorarse de que el pequeño se siente a gusto en su dormitorio. Y para lograrlo, nada mejor que recurrir a la decoración. Por eso, ahora te damos algunas ideas para que decores una habitación infantil de ensueño.

Los dormitorios para niños son esos refugios donde los niños sueñan las 24 horas: despiertos o dormidos. Lugares de creación, juego y pausa, capaces de potenciar habilidades y recursos emocionales o, por el contrario, limitar el desarrollo saludable. Pensar alternativas y detalles que dejen volar la imaginación sin restringir la practicidad ni afectar el orden es la mejor manera de planificar la decoración del cuarto de los chicos.

Diseño del espacio en el cuarto de los niños

Una de las premisas es que los dormitorios para niños deben ser cómodos para los pequeños y funcionales para los padres. A partir de allí es donde comenzamos a pensar en el resto.

Lo peor que puede pasar en un cuarto infantil es que esté repleto de cosas y no haya espacio para que el niño juegue: de eso se trata la infancia y la decoración no debe estar pensada para la foto sino para el desarrollo saludable de las criaturas.

El juego es vital en el desarrollo de los niños. Sin embargo, es aconsejable evitar una excesiva acumulación de trastos que lo único que harán será desordenar la habitación. Mejor unos cuantos juguetes bien elegidos, a la vista y bien ordenados.

Muebles infantiles

La elección de los muebles infantiles es un tema a tomar con cuidado, porque hoy en el mercado hay opciones súper atractivas y tentadoras, pero a veces se vuelven complicadas en cuanto a la practicidad: por ejemplo, al momento de tender la cama, algo que haremos todos los días. En cuanto a la distribución de los muebles dentro del dormitorio, es fundamental tener en cuenta cómo son las paredes, si hay alguna columna o cómo se abren las puertas del closet.

El palacio del juego debe estar compuesto por muebles versátiles que no supongan obstáculos ni le dejen sin espacio para jugar. Las piezas desplegables y tipo nido son ideales. Además, es importante que el mobiliario elegido tenga la capacidad suficiente como para guardar juguetes, tener la ropa ordenada, los zapatos en su sitio y los útiles escolares en orden.

Decoración de habitaciones para niños

Para los varones son perfectas las habitaciones temáticas: con detalles de decoración (como cuadritos, almohadones, objetos, acolchados y demás) podemos generar un ambiente mágico con un motivo que le guste: barcos, nave espacial, superhéroes, fútbol, selva, dinosaurios y más.

Otra opción que se usa mucho es colocar banderines de colores o pintar una pared con pintura de pizarrón –aunque también ahora hay pizarras autoadhesivas-. Lo que se busca es que los chicos disfruten dibujando sobre las paredes sin arruinar la pintura.

Quedan muy bien los organizadores en tonos varoniles, los vinilos y también los baúles para guardar juguetes, pelotas y demás.

Quizá el mundo de las nenas es más fácil a la hora de la decoración. En general, ellas siempre prefieren todo en la gama del rosa y si el mundo se ajusta al de una princesa (o Barbie), mil veces mejor. Aunque no están exentas a tener su pizarrón o un mundo galáctico. Pero para ellas las estrellas, corazones, mundos de fantasía y muchos peluches suelen ser suficientes. Un mundo marino, donde ellas sueñen a ser la sirenita también puede ser súper creativo.

Necesitas un espacio de género neutral? Prueba el tema rústico, de animales, de viajes o de aventuras, o simplemente busca tonos neutros que sean adecuados para todos.

Por supuesto, estas ideas no son reglas, y si te gusta el color azul y tienes una hija, no hay problema en diseñar un espacio con tonos azules para ella.

Protección en las paredes

A la hora de decorar habitaciones infantiles, no solo deberíamos pensar en la estética, siendo conveniente también proteger las paredes de los golpes y las dotes artísticas de los más pequeños. Un arrimadero, un zócalo a media altura o papel pintado lavable o vinílico son opciones perfectas.

Colocar una pizarra

Si algo les encanta a los niños es pintar en las paredes. Para evitar que lo hagan, puedes colocar una pizarra en su dormitorio, que forme parte de la decoración. De hecho, incluso puedes convertir el cabecero de su cama en una pizarra.

Evitar golpes y resbalones

Las alfombras pueden resultar peligrosas si se arrugan o deslizan. Para evitarlo sin sacrificar el confort del niño ni la protección del suelo, puedes optar por colocar un suelo vinílico o una gran alfombra que forme parte de sus juegos y ocupe un gran espacio.

Colocar las cosas a su alcance

Si todo lo que necesitan está a su alcance será más fácil que el niño avance con seguridad en el desarrollo de su autonomía personal. 

Atentos a su crecimiento

Diseña la habitación para que crezca con el niño. Los muebles transformables son una excelente opción para optimizar el espacio en su habitación. De este modo, la cuna podrá ser también su primera cama y el cambiador, una práctica cómoda de la que coger su ropa solito.

La cama

Normalmente los padres no le prestan mucha atención a la elección de la cama, más allá de las cuestiones relacionadas con la seguridad. Sin embargo, la cama debe garantizar un sueño profundo, básico para el crecimiento y el bienestar de los niños, además de brindarle cierta libertad de movimiento, acorde a su etapa del desarrollo.

¿Cómo son las camas Montessori?

Dado que las camas Montessori están pensadas para favorecer la autonomía infantil, su diseño debe ir evolucionando según la etapa de desarrollo del niño. Como regla general, se recomienda empezar a usarlas a partir del cuarto mes de vida, si bien algunos padres deciden usarlas antes, recurriendo a una colchoneta pequeña que sirve para que el bebé duerma durante el día.

 

 

 

Leave your comments

Comments

  • No comments found